Cuando alguien decide vender joyas o piezas de oro, el motivo mayoritario tiende a ser para conseguir dinero rápido a cambio de algo que ya no utiliza. Pero hay que tener en cuenta que las joyas, los relojes o los adornos hechos de oro, raramente mantendrán el precio al que fueron adquiridos originalmente, ya que del valor original, hay que descontar los márgenes de beneficios de todos los factores implicados en la elaboración y distribución de cada pieza. Así que la manera más sencilla y objetiva de conocer el valor real de una pieza de oro es conocer el peso y la pureza del oro que compone la joya, el reloj o el adorno en cuestión. 

La operación es fácil de entender, a más peso y más pureza, más dinero conseguiremos. El oro puro, el mineral con el que se terminan elaborando las joyas, es blando, y esta característica lo hace muy complicado de trabajar, es por este motivo que las piezas de oro pueden ser más o menos puras dependiendo de la aleación del oro que se haya utilizado para trabajar el material. El más puro que se puede encontrar en el mercado es de 24 quilates, conocido como oro puro ya que la aleación es muy ligera, y también son habituales las piezas de 18 y de 14 quilates, conocidas como oro de primera y de segunda ley respectivamente. 

En nuestra página web podrán consultar sin problema el precio al que adquirimos el oro de las distintas purezas en Oro Jumilla, de esta forma podrá hacerse una idea del valor que puede tener una pieza en concreto. A la hora de vender una joya o un abalorio es importante estar seguro de que vamos a conseguir un valor justo por nuestra posesión, por este motivo, en Oro Jumilla nos aseguramos de informar y asesorar a nuestros clientes en todo el proceso. 

Además, en nuestras tiendas de Reus, Tarragona y Cambrils ofrecemos a nuestros clientes una tasación precisa, sin compromiso, para que puedan valorar la mejor opción, y en la misma zona de la Costa Dorada, Oro Jumilla ofrece el servicio de tasación a domicilio en el caso de que no le sea posible o práctico acercarse a nuestras tiendas. 

La venta de oro es una solución rápida y legítima cuando se necesita dinero y se dispone de joyas o piezas de oro que no se usan a menudo. El oro es un valor seguro, ya que mientras las monedas de los distintos países fluctúan en su valor real, el oro permanece estable. Por lo que la venta de piezas de oro puede resultar una solución más fiable que otras para conseguir líquido.